COACHING NUTRICIONAL: TOMA EL CONTROL DE TU VIDA.

COACHING NUTRICIONAL: TOMA EL CONTROL DE TU VIDA.

El Coaching Nutricional representa un novedoso enfoque y un cambio frente a las dietas tradicionales para perder peso que se centran fundamentalmente en lo físico, en contar calorías, en incrementar el ejercicio, en productos y medicamentos quemagrasas, incluso en intervenciones quirúrgicas (reducción de estómago, liposucción,…).

 

En mi vida profesional he escuchado en diferentes tipos de personas el mismo argumento definido de forma diferente: “adelgacé 20Kg pero en cuanto regresé a mis hábitos alimenticios los recuperé rápidamente”, “hice una dieta pero no pude soportar tener restricciones durante toda mi vida”, “bajé de peso pero no conseguí vivir sin dulce, soy chocoladicta”,…… Todas estas expresiones significan lo siguiente: la persona ha conseguido atacar y atajar el sobrepeso físico, pero no ha conseguido controlar el sobrepeso psíquico. Una persona que recuperó 40 kg pese a hacerse una reducción de estómago me lo definió perfectamente: “en mi cabeza sigo siendo obeso”.

alimentos sanos

¿Es culpa de las personas tener sobrepeso?  ¿Cuál es la causa del sobrepeso mental?. A la primera pregunta tengo una fácil contestación: el sobrepeso no es culpa de nadie. La alimentación es un proceso que no sólo ayuda a la supervivencia del ser humano, también es un poderoso generador de placer, y como tal, despierta y afecta a los centros del placer del cerebro creando adicciones. Son estas adicciones, en su mayor parte centradas en la cantidad de los alimentos y no en la calidad de los mismos, las que ocasionan “los fracasos” en las dietas tradicionales por la falta de control del sobrepeso mental.

Es precisamente esta orientación hacia la búsqueda del placer del ser humano la que me ayuda como Coach Nutricional a conseguir el éxito en aquellos que acuden a mi para reducir y no recuperar peso, cambiando sus hábitos alimenticios y consiguiendo el placer con ello. Y ¿cómo lo consigo?. Siguiendo una serie de reglas:

  1. Trabajo en equipo con las personas. Atención constante durante el proceso. La persona ha de sentirse acompañada y apoyada en todo momento. Es un proceso formativo.
  2. Planes basados en alimentos únicamente, ni complementos, ni medicamentos,…, sólo alimentos. Planes confeccionados a medida teniendo en cuenta los gustos y preferencias de las personas.
  3. La reducción de peso ha de ser parte del objetivo buscar placer. Una reducción rápida motiva a las personas, hace crecer su autoestima y refuerza su propósito de autocontrol.
  4. La salud como pilar central del propósito. A medida que se pierde peso, se produce una mejoría generalizada de la persona (se reduce el colesterol, el azúcar en sangre, se mejora la respiración, cesan los dolores musculares ocasionados por el sobrepeso,….)- El objetivo salud pasa a formar parte del objetivo obtención de placer.

La persona con sobrepeso olvidará la adicción a las cantidades de comida y buscará, comiendo absolutamente de todo, el gusto por lo sabores, las calidades e incluso la creatividad en la alimentación. No engorda comer de todo, engorda comer de todo mal. El objetivo de un Coach nutricional es que la persona finalmente pueda comer cualquier alimento conociendo como hacerlo sin subir de peso. Tomará el control de su vida. 

 

Salud