Cosas de la vida

La insoportable imbecilidad del ser y la empatía de Carmena

Ya está. Algún experto en marketing y comunicación ha decidido que estamos en la tercera guerra mundial. Una guerra en la que el rival está en todos los lados, incluso entre los países que podíamos definir como desarrollados (los que financian o apoyan). No hay fronteras, no hay batallas, no hay trincheras. Solo existen unos cobardes, drogados hasta las trancas que se inmolan,  cuando están rodeados de mujeres, niños, civiles.  Cobardes que luego en su casa, se instalan cerca de niños, mujeres, hospitales, etc…, donde, si se les ataca, las bajas civiles son inevitables.

Ayer mismo recibí un enlace a un vídeo en el que un yihadista, pone de rodillas en Siria a una mujer con la que se cruza en la calle, y después de proferir que el pañuelo rojo que la pobre llevaba en el cuello (el resto iba tapada y de negro de arriba abajo) iba contra la Ley de Alá, y delante de una multitud que se congregó en torno a él, la pega un tiro en la cabeza. ¿Cuántos vídeos de decapitaciones, de asesinatos de niños, de torturas, de fusilamientos de inocentes, de hombres quemados vivos, de mujeres lapidadas, …, cuánta barbarie hemos visto en las redes en los últimos años?  Ahora, junto a estas grabaciones de salvajismo de ALLÍ, ya podemos sumar las del terror de AQUÍ. Ahora no es algo que pasa lejos, es algo nuestro, que puede afectarnos muy muy de cerca, y que va a más.

Pues bien, en España, donde cualquier porquería es utilizable en Política por algunos, nos salen los imbéciles (han de ser imbéciles o tener algún tipo de discapacidad que les impide razonar con normalidad, sino no me lo explico), ha decir que con los pobres yihadistas empatía, o que algunos políticos que hablan de hacer justicia lo que están buscando es hacer otra foto de las Azores, …etc, etc. En el 11 S vimos a un pueblo Norteamericano unido en torno a su bandera contra el terrorismo de Al-Queda, en el 11M vimos como lejos de ver a Grupos Políticos unidos contra el terrorismo, lo que vimos es Grupos Políticos echando la culpa de los muertos de Madrid al Partido en el Gobierno. Es el virus de la imbecilidad, y no sé si tendrá vacuna. Empatía si, empatía. La misma empatía que tienen con las sensibilidades de siempre de una gran parte del pueblo español (vamos a quitar los Belenes de Navidad  que ofenden a los no creyentes, a los creyentes, ¡que les den!). Lo dicho, ha de ser un virus sin posibilidad de vacuna, no hay otra explicación. “El término imbécil es un adjetivo calificativo que se emplea con frecuencia cuando se quiere dar cuenta que alguien es poco inteligente, torpe o que se destaca por un comportamiento poco pertinente”.

El Yihadismo es una gran Multinacional y funciona como tal. No busca empatía. Su objetivo es la financiación para el control del resto de la humanidad por medio del terror

  • Tienen un producto bien confeccionado a la venta: el terror indiscriminado basado en una más que incorrecta interpretación de una religión de Paz como es el ISLAM.
  • Tiene fuentes de financiación muy lucrativas. Ayer mismo se publicaban a los cuatro vientos las cifras que manejan los POBRES YIHADISTAS: ingresos de 2.000 millones de euros anuales del contrabando de petróleo, de los secuestros, de impuestos revolucionarios del miedo, de financiación de Países bien conocidos por todos (no lo digo yo, lo dice Putín).
  • Tienen una estructura de recursos humanos dividida en un organigrama sencillo de dos niveles. Se basan en unos Cabecillas-Directores, bien escondidos y protegidos en lugares y países por todos conocidos, cabecillas que nunca se inmolarán, cabecillas que nunca cogerán un fusil para pelear en primera línea, cuya principal función es impartir doctrina y comer la cabeza, -hacer drogodependientes-, a pobres de mente que confían en una vida en el más allá con cien vírgenes y al lado de Alá. Los del segundo nivel son mano de obra barata, los del primero viven de P.M. forrados y con el poder de decidir sobre la vida y la muerte. Los Directores no son precisamente pobres personas maltratadas por occidente, son Jeques, son Ricos, …
  • Tienen una cantidad ilimitada de clientes potenciales: los infieles, osea todo aquel que no piensa como ellos. Y en este sentido no se limitan para nada el mercado, no tienen contemplaciones con raza alguna, ni tan siquiera con la suya propia. No son nada nada racistas cuando matan. Cuantos más clientes mejor.
  • Tienen un servicio de post-venta y marketing eficiente: los medios de comunicación que difunden, evidente y necesariamente, los resultados de los atentados. Las imágenes post-atentado son la droga de los Cabecillas del yihadismo, y me temo, que tienen una adicción a la misma incurable. Estas grabaciones les proveen de más fondos y personal.
  • Tienen una capacidad fantástica y muy barata de montar sucursales en cualquier país. Pueden crear hasta sucursales unipersonales.

¿Dónde cortaría, desde mi humilde opinión, las posibilidades de esta Multinacional del Terror?:

  1. Qué la ONU sirva para algo de una vez
  2. Cortarles las fuentes de financiación. Sin financiación no hay armas, no hay drogas, no hay salarios, y hay que darle cera a los financiadores desde la Comunidad Internacional. Sean amigos del País que sean.
  3. Unidad contra el terror. Si los que venden terror, ven que el terror nos divide, van a seguir motivados con su producto. Sin embargo, si ven que no compramos y que cuanto más terror, mayor respuesta y unión, digo yo, que aparte de ir quedando cada vez menos, los nuevos estarán menos motivados.

Y mientras todo esto se desarrollo empatía, mucha empatía.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s